Los discos de freno son parte importante del sistema de frenado de tu auto, es por eso que es de suma importancia conservarlos en buen estado. Si bien el vehículo seguirá frenando si solo se cambia la pastilla, sí es necesario hacer la rectificación de discos.


Esto es debido a que el uso excesivo de tus frenos causa un calentamiento en todos los materiales involucrados en tu sistema de frenado, lo cual trae consigo un deterioro y un cambio en el revestimiento de tus frenos. Debido a esto, se reduce la fricción por lo que se expanden los tambores y discos de freno.


Así que es justamente por esto que es necesario hacer la rectificación de discos y tambores. De lo contrario, sentirás vibraciones, golpeteos y sonidos molestos cuando frenes.

 

Proceso de rectificado de discos

En primer lugar, se montan las piezas en un torno de precisión que necesita ser operada por un técnico especializado, el cual se encargará de desgastar un milímetro a la vez de manera regular las caras del disco para eliminar irregularidades.


Es necesario que lo haga un experto porque en cada rectificación se le resta grosor a los materiales debido al desgaste o lo que es lo mismo, se les quita vida útil. Es muy importante que se respete el espesor mínimo del disco.


Te recomendamos que una vez hecho el servicio, trates de frenar con cuidado, de manera suave para que los elementos del sistema queden bien asentados.


Por tu seguridad, no permitas que cualquiera realice tu rectificado de discos. Ven con nosotros, somos especialistas en la materia y ofrecemos un servicio de primer nivel.